Médicos del Mundo denuncia las consecuencias de los recortes en los derechos y en la salud de las mujeres.
En el 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, Médicos del Mundo quiere reclamar la necesidad de un enfoque de género para la salud pública y de un abordaje integral contra las diferentes violencias de género que se producen en nuestro país.

La violencia de género este año está alcanzando cotas alarmantes. Sólo en los dos primeros meses de 2017 han sido asesinadas 20 mujeres. En España, más del 10% de las mayores de 16 años han sufrido violencia física, más del 25% violencia psicológica de control y más del 8% violencia sexual, la mitad de ellas antes de los 15 años.[1]

En un país en el que las mujeres presentan peor salud percibida que los hombres (un 33% creen que su salud es regular, mala o muy mala, frente al 25% de los hombres) y en el que 8 de las 10 enfermedades más frecuentes las padecen mayoritariamente mujeres, se hace imprescindible tener en cuenta las distintas necesidades de atención que las personas requieren en función de su género.

Además, los recortes en sanidad y dependencia que se vienen aplicando en España en los últimos años han incidido de manera especialmente negativa en la salud de las mujeres: más de un 3% de la población adulta que necesitó atención médica y que no pudo pagarla fueron mujeres[2], frente a un 2% aproximadamente de hombres. Un porcentaje similar se registra respecto a la imposibilidad de adquirir el medicamento recetado.

Por otra parte, los cambios legislativos, debidos a las políticas llamadas de austeridad, implantados desde 2012, también han tenido efectos especialmente graves para las mujeres, como los siguientes:

El cambio en el acceso al Sistema Nacional de Salud perjudica a aquéllas que nunca han cotizado y sobre todo, a las mujeres extranjeras cuya única oportunidad de ser atendidas es si están embarazadas o requieren asistencia urgente.

  • Se han retirado de la financiación pública algunos anticonceptivos hormonales, añadiendo con ello una carga económica adicional a cerca de un millón de mujeres[3].
  • El copago farmacéutico afecta especialmente a las mujeres mayores, que por su mayor supervivencia presentan una incidencia elevada de patologías crónicas que requieren tratamiento.
  • Las mujeres presentan peor salud en general, derivada de que asumen mayoritariamente el cuidado a personas dependientes y menores de edad, así como las tareas del hogar.
  • La reducción de servicios de salud mental han supuesto una medicalización excesiva de los trastornos mentales, con abuso de tranquilizantes y pastillas para dormir, que toman el 21% de las mujeres frente al 11’6% de los hombres.

Aunque en 2016 se registró un aumento del 6% en los presupuestos generales del Estado para la prevención de la violencia machista, el recorte acumulado en años anteriores (más del 20%) tanto en este capítulo como en el de políticas de igualdad (en un 18%), no contribuye a mejorar la situación de las mujeres en el Estado español.

Además, Médicos del Mundo trabaja a nivel Internacional en 21 países, defendiendo el derecho y el acceso a la salud de mujeres y trabajando con ellas. La trata y la explotación sexual forman parte de las violaciones de derechos humanos a las que se enfrentan quienes huyen y viven en España.

Paro internacional para denunciar las desigualdades de género

 Médicos del Mundo se suma al paro internacional convocado por organizaciones de 43 países con el lema #NosotrasParamos. Las razones de esta protesta son numerosas y todas hunden sus raíces en las desigualdades de género: la brecha salarial entre hombres y mujeres (en España fue de casi un 24% en 2016), el techo de cristal (que se traduce en un mayor ejercicio de puestos de responsabilidad por parte de los hombres), la crisis de los cuidados (que supone que las mujeres asumen en gran medida la atención de menores y dependientes, una labor siempre minusvalorada), y la violencia estructural, simbólica y física que se ejerce contra las mujeres por el hecho de serlo, que alcanza niveles de pandemia mundial según la OMS.

Resulta innegable que las llamadas “políticas de austeridad” han tenido un especial impacto negativo en las mujeres, por lo que exigimos al Gobierno que revierta esta tendencia regresiva y reclamamos el cumplimiento de los compromisos internacionales suscritos en materia de salud y derechos sexuales y reproductivos, garantizando un enfoque integral, inclusivo y basado en los derechos de las mujeres.

DOCUMENTOS DE REFERENCIA:

Informe “Deficiencias e inequidad sobre servicios de salud sexual y reproductiva en España (Noviembre 2016)

[1] Macroencuesta violencia contra la mujer 2015. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

[2] Datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (2014)

[3] Según estimaciones de la Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE)

 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies