(Telia Cano, joven cooperante de Médicos del Mundo en Bolivia)  

En el oriente boliviano, hay una tierra roja de gentes amables donde los Jesuitas asentaron sus misiones a finales del siglo XVII, es la Chiquitania , donde Médicos del Mundo viene trabajando desde hace unos años, concretamente en la provincia de San Ignacio de Velasco.
El proyecto al que fui a apoyar como  joven cooperante de Castilla-La Mancha durante tres meses, es el de “Fortalecimiento de la Red Sanitaria Pública de la provincia de Velasco”. Debido a mi formación académica como farmacéutica mi colaboración se basó principalmente en la realización de talleres de formación sobre medicamentos genéricos y esenciales a estudiantes de la Escuela de Auxiliares de Enfermería de San Ignacio, al personal sanitario de los tres hospitales de la provincia y a los/as auxiliares de enfermería de las zonas rurales. También estuve apoyando y conociendo cómo trabaja el equipo de MdM Velasco.
Ha sido una experiencia muy gratificante en la que he crecido tanto personal como profesionalmente, he tenido la oportunidad de acercarme a una cultura y a una realidad diferente a la mía. La vida tanto del personal de salud como de la población boliviana es dura debido a la escasez de recursos, pero a pesar de esta pobreza material cuentan con una gran riqueza humana.
He adquirido el compromiso de luchar para que las desigualdades sociales sean cada vez más pequeñas y que todos y todas tengamos las mismas oportunidades.
Para vivir en un mundo más justo, cada persona tenemos que aportar nuestro granito de arena.
Voluntarízate.

 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies