El objetivo del equipo sanitario enviado ayer, lunes 25 de octubre, es reforzar la misión desplegada por Médicos del Mundo tras el terremoto del pasado enero y dar respuesta al brote de cólera declarado en Haití. Además de personal médico, se han enviado cinco toneladas de ayuda, principalmente sueros de rehidratación, antibióticos, desinfectantes y camillas.

En estos momentos, Médicos del Mundo está trabajando en un plan de contingencia que aborda los tres frentes contra la epidemia: la vigilancia epidemiológica, la formación de brigadas para la prevención y la sensibilización de la población local y la puesta en marcha de un Centro de Tratamiento de Cólera, en colaboración con otras agencias humanitarias internacionales y las autoridades sanitarias locales, en previsión de que la epidemia llegue a las zonas en las que trabaja Médicos del Mundo.

Hasta el momento no se ha declarado ningún caso en el área de Petit Goave, 70 kilómetros al oeste e la capital, donde Médicos del Mundo tiene desplegada su misión tras el terremoto de enero. “La primera fase es fundamental para combatir el brote e impedir que se expanda a otras zonas, es ahora cuando debemos extremar las medidas preventivitas”, explica Pino González, coordinadora de Médicos del Mundo en Haití.

Para ello ya se han puesto en marcha protocolos para la formación de brigadas locales de desinfección y de educación para la salud. “Son estos educadores y educadoras comunitarios las personas encargadas de explicar a la población las formas de transmisión de la enfermedad y la manera de evitarla”, afirma Pino. 

 
Médicos del Mundo ha intervenido en otras emergencias relacionados como fue el caso de Angola y Guinea Bissau. El cólera es una infección intestinal aguda causada por la ingestión de alimentos o agua contaminados por la bacteria Vibrio cholerae, en el caso de Haití del tipo 01. Durante una epidemia, las heces de una persona afectada suelen ser la fuente de contagio. La enfermedad se disemina rápidamente en zonas con tratamiento deficiente del agua potable y sin saneamiento. El contacto casual con una persona enferma no supone riesgo de contraer la enfermedad. 

 

 

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies