ANTE EL DÍA INTERNACIONAL DE LA SALUD, QUE SE CELEBRA MAÑANA, 7 DE ABRIL

Aprovechamos la próxima celebración del Día Internacional de la Salud para urgir a los partidos políticos que formen el nuevo Ejecutivo en España a afrontar sus obligaciones y retos en materia sanitaria.

Tras años de recortes en Sanidad y otras partidas sociales, justificados por la crisis económica, la organización humanitaria se pregunta por qué estos recortes no se revierten en una situación de supuesta recuperación económica. Así, reclamamos como prioritario el retorno al modelo sanitario aniquilado por decreto por el actual gobierno en funciones, devolviendo el acceso a la atención sanitaria completa a toimagenes_Idomeni_2_da6e297bdas las personas que viven en España.

El nuevo gobierno tendrá que ejercer sus competencias en un escenario marcado por una agenda internacional de compromisos vinculantes (“agenda 2030”). Entre otros, deberá asumir la obligación de cumplir el tercero de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que plantea alcanzar la cobertura sanitaria universal y una atención médica de calidad, e incorpora asuntos antes ignorados como las enfermedades mentales, las crónicas y las olvidadas.

Las y los representantes políticos tienen la obligación de reducir las barreras de acceso a la atención sanitaria, a los servicios sociales, laborales y a la vivienda, especialmente a los colectivos más vulnerables. Para ello, deberían revertir el lamentable hecho de que la inversión española en gasto social siga por debajo de la media europea (17´6% del PIB frente al 19´5%), especialmente en los capítulos de dependencia y apoyo a las familias, en un contexto en el que 1 de cada 4 menores viven en riesgo de pobreza.

La salud y sus condicionantes sociales

La salud no es sólo la ausencia de enfermedad. En ella influyen numerosos condicionantes sociales: por ejemplo, la falta de vivienda o las malas condiciones de salubridad de ésta afectan gravemente a la salud física de las personas, con un incremento de enfermedades derivadas del frío, la humedad, la falta de higiene o la imposibilidad de seguir una dieta correcta. El sinhogarismo también implica consecuencias psicológicas, como estados de ansiedad y depresión o aumento del consumo de sustancias ilegales. Con 40.000 personas sin hogar en España, éste es sin duda un aspecto que los gobernantes han de tener necesariamente en cuenta, tras un lustro en el que el gasto público en vivienda se ha reducido en los Presupuestos Generales del Estado en más de un 50%.

Nuestra organización atendió el año pasado a casi 1.000 personas sin hogar, de las que unas 400 se acercaron por primera vez a nuestros servicios. Se les ha facilitado más de 6.300 consultas, la mayoría sociales, seguidas por las sanitarias y psicológicas.

Los compromisos sin financiación no son verdaderos compromisos

España también tiene un compromiso con la financiación de los sistemas públicos de salud de los países empobrecidos. O al menos tenía, puesto que la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) en salud lleva seis años en caída libre, en el marco de un brutal recorte de los fondos nacionales de cooperación, que se han reducido un 70% en ese período. Ante este panorama, Médicos del Mundo reivindica que la cooperación española asigne el 0’7% de la Renta Nacional Bruta a AOD y al menos el 0’1% al sector salud.

Acceso discriminatorio a medicamentos

La organización reitera que el copago de medicamentos tiene un efecto de discriminación económica sobre amplias capas de población. Por otra parte, el acceso a algunos tratamientos novedosos que se han demostrado eficaces, por ejemplo contra la Hepatitis C, es todavía muy limitado en España. Al menos 35.000 personas en nuestro país necesitan de forma urgente acceder al Sovaldi. Un problema que se enmarca en un modelo global de acceso a medicamentos ineficaz, resultado de un sistema de investigación más interesado en proteger los derechos de propiedad intelectual que el interés público, como hemos denunciado desde la campaña NO ES SANO.

Las mujeres y la salud, asignatura pendiente

Hay distintos aspectos del derecho a la salud que afectan a las mujeres en general y a algunos colectivos en particular. Entre ellos, la salud sexual y reproductiva, entendida como la capacidad de disfrutar de una vida sexual satisfactoria y sin riesgos, de procrear y de la libertad para decidir hacerlo o no y con qué frecuencia. Desde Médicos del Mundo defendemos que este enfoque se integre en la atención primaria, en el sistema educativo y en los recursos para jóvenes.

En cuanto a la mutilación genital femenina, se estima que 17.000 niñas menores de 14 años residentes en España corren el riesgo no sólo de que se mutilen sus genitales, sino también de que este acto no sea castigado, por lo que reclamamos la aplicación inmediata del Protocolo nacional contra la MGF aprobado en 2015.

Además, el próximo gobierno debe acometer también la aprobación del II Plan de Lucha contra la Trata con fines de explotación sexual. Y más que promover ordenanzas municipales que criminalizan a las mujeres en situación de prostitución y las exponen a la violencia, las instituciones deben favorecer el acceso de este colectivo a la atención sanitaria normalizada

Tagged with:
 

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies