El 1 de septiembre se cumple un año desde la retirada de tarjetas sanitarias que implicó el Real Decreto Ley 16/2012. Un decreto que ha expulsado a las personas inmigrantes en situación administrativa irregular del sistema público de salud y que ha introducido medidas, como el copago de medicamentos, que afectan también a la población española, especialmente a la más vulnerable.
La legislación ha dejado sin cobertura sanitaria normalizada a más de 800.000 residentes en España. La organización humanitaria ha documentado directamente cerca de 1.000 casos de personas inmigrantes que han sido excluidas del sistema sanitario.

Hasta ahora, las situaciones más habituales detectadas por Médicos del Mundo han sido las de personas con enfermedades crónicas sin controles periódicos (incluido el cáncer) y/o que sufren interrupciones en sus tratamientos (falta de insulina para la diabetes, Sintrom para las cardiopatías, etc), además de pacientes con patologías transmisibles (como VIH o tuberculosis) para las que no se han activado los protocolos correspondientes o con enfermedades mentales sin seguimiento.

La exigencia de firmas de compromisos de pago o los intentos de facturación en urgencias, contraviniendo lo establecido en la propia legislación, ha sido otra de las situaciones más habituales.

También se han documentado casos de mujeres embarazadas sin seguimiento médico durante la gestación, niños y niñas a las que se ha negado la atención primaria y personas trasplantadas a las que se ha exigido abonar íntegramente los medicamentos antirechazo imprescindibles tras la operación a la que habían sido sometidos.

Tagged with:
 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies