Facebook button

Como todos los martes, un grupo de voluntariado acude al asentamiento chabolista del Gallinero con el objetivo de trabajar educación para la salud con las personas que allí residen.

El martes 30 de abril, el equipo fue testigo indirecto de los abusos policiales cometUna zona deprimida de Madrid: El Gallineroidos esa misma mañana, alrededor de las 8.00 horas. Según nos cuentan, la policía y  la guardia civil entran en el gallinero, obligando a varios hombres a salir de su domicilio, los colocan de espaldas en el coche y sin más explicaciones los golpean produciendo diversas contusiones. Una mujer embarazada nos narra como la zarandean violentamente, pudiendo tener repercusiones en el feto. Pero si hay algo aun más indignante y de difícil comprensión,  es el ser conocedores de cómo prohíben  a los menores acudir al autobús escolar teniéndose que quedar contemplando escenas de extrema dureza y violencia.

Desde aquí, queremos manifestar nuestra más absoluta repulsa a estos hechos. No juzgamos la orden judicial ni las detenciones, pero si nos manifestamos totalmente en contra del procedimiento abusivo y violento con el que se llevan a cabo, y que repercute en todos los habitantes, independientemente de si están involucrados o no en los hechos. Y muy especialmente, en la infancia.

Vista del poblado chabolista, en el siglo XXI, de El Gallinero. Comunidad de Madrid

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies