Facebook button

4REPOR_1_MGF
En el año 2012 comenzamos nuestro proyecto de prevención de la mutilación genital femenina (MGF) en Madrid. Lo primero que realizamos fue un “Diagnóstico sobre la situación de la MGF en la Comunidad de Madrid” para establecer la pertinencia de nuestra actuación, iniciar contactos con los actores implicados y concretar las áreas geográficas y líneas de intervención.
Una vez realizado el diagnóstico comenzamos a trabajar en distintas líneas:
Formación y sensibilización; en el diagnóstico que realizamos previamente vimos que los profesionales sanitarios tenían un importante déficit de conocimientos sobre esta práctica y la forma correcta de atender a estas mujeres. Por esto hemos realizado distintos cursos dirigidos a profesionales sanitarios, a profesionales del ámbito social y hemos celebrado jornadas en distintas universidades. También es importante sensibilizar a la población general, por lo que los días 6 de Febrero (Día internacional de tolerancia cero contra la MGF) salimos a la calle, en unas ocasiones de una manera más fría bajo la nieve y en otras como el año pasado con el “calor” de las mujeres africanas que nos acompañaron con sus cánticos y sus niños y niñas.

Actividades con población africana: Comenzamos en Parla a trabajar en colaboración con el Ayuntamiento, con un grupo de mujeres africanas, al principio nos costó acceder pero poco a poco el grupo se ha ido consolidando. Realizamos actividades de formación en salud y otros temas de interés para las mujeres en unas ocasiones mediante talleres y en otras en un formato más informal (desayunos o fiestas) durante las que se ha ido introduciendo aspectos de género e interculturalidad con un eje central sobre MGF. Sensibilizamos a las mujeres sobre en qué consiste esta práctica, sobre los riesgos que comporta, tanto en la salud física como en la psíquica, propiciando espacios de debate y reflexión. Simultáneamente en el proyecto se trabaja el empoderamiento de estas mujeres, que consideramos fundamental para luchar contra esta prácticas que es una muestra extrema de la desigualdad de género. Desde Septiembre hemos extendido este trabajo comunitario a distintos grupos de mujeres y hombre en Madrid capital.
Actualmente estamos realizando un taller con un grupo de mujeres para que se conviertan en Agentes de Salud en prevención de la MGF y ellas mismas sean agentes de cambio dentro de su comunidad.
Mediación Intercultural: En nuestro trabajo cobra especial importancia la mediación intercultural, nos permite aproximarnos a las familias a través de personas que pertenecen a su cultura lo que va a lograr una mayor implicación de estas, y vamos a asegurarnos de que los mensajes llegan de una manera más óptima, desmontando los falsos mitos que sustentan la MGF. En ocasiones realizamos mediación en los centros sanitarios acompañando a mujeres o niñas que han sido mutiladas para asegurarnos una atención eficaz y respetuosa.
Red de Prevención de la MGF en la CAM, al iniciar nuestro trabajo convocamos a asociaciones, organismos y sociedades científicas que eran titulares de responsabilidades u obligaciones en la prevención de la MGF constituyéndose en 2013 la Red de prevención de la MGF en la Comunidad de Madrid.
Cuando comenzamos el proyecto éramos conscientes de que en nuestra comunidad, al contrario de lo que sucedía en otras comunidades como Cataluña, Aragón y Navarra, no existía ningún protocolo para prevenir la realización esta práctica. Los protocolos son un instrumento fundamental porque por un lado proporcionan a los profesionales conocimientos y pautas de actuación coordinadas para prevenir la mutilación y para atender adecuadamente a las mujeres que ya tienen realizada la mutilación.
Desde esta red se ha promovido la realización de una “Guía de actuación sanitarias para la prevención de la MGF en la Comunidad de Madrid” que se presentará próximamente a todos los profesionales sanitarios.
Aunque la realización de esta guía ha sido un logro, para abordar este problema es necesario e imprescindible el trabajo y la coordinación con otros sectores (educación, servicios sociales, asociaciones civiles, cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, fiscalía, forenses, etc…) así como la participación de las comunidades afectadas. Por tanto, esta guía sanitaria inicial deberá formar parte en un futuro de un protocolo más amplio que contemple el papel de los distintos sectores implicados y continuaremos trabajando y reclamando a la administración para que exista este protocolo interprofesional.

Toda esta labor que hemos realizado con el esfuerzo de todas las personas voluntarias y técnicas se ve ampliamente recompensada cuando oyes a una mujer cambiar de opinión respecto al “corte” o un hombre te dice que ha llamado a sus familiares para decirles que no mutilen a sus hijas, nuestro trabajo da sus frutos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies