Normalmente, en la Grecia Clásica, en Roma, incluso en el Chipre del S. XIV a.c. las aves eran sumamente importantes, pues los augures interpretaban sus vuelos a fin de conocer lo que el futuro les iba a deparar a su pueblo, o a quien les realizaba la pertinente visita.

Nos gustaría conocer si existe un augur entre el equipo redactor del Real Decreto Ley 16/2012. Si no, estamos dispuesto a costearlo de nuestro propio bolsillo. Es uno de los pocos resortes que nos queda por tocar, a fin de lograr que el Ministerio de Sanidad entienda que los efectos que esta norma va a causar en nuestra sociedad no son, en absoluto, beneficiosos. El Real Decreto Ley nos hace daño, pero a no ser que exista una rectificación, más daño nos infringirá en el futuro.

Un sistema como el nuestro, avanzado, barato y efectivo ha visto como le amputaban una extremidad: la prevención, el seguimiento, la atención primaria d euna parte de la ciudadanía. ¿Quieren hacernos creer que no han llegado a la conclusión de que esto acabará afectando nuestra calidad de vida?¿No saben que han convertido en inefectivo un sistema que hasta ahora funcionaba, susceptible de mejorarse, pero que funcionaba?

Una lástima. Una verdadera lástima que quienes han de dirigirnos no sepan rectificar en lugar de realizar una huída hacia adelante. La pasada semana una niña, en un taller de educación para el desarrollo dedujo lo que podía pasar si se limitaba el acceso a medicina de familia de una persona. Una niña de 14 años, en 10 minutos. Cierto como la vida misma.

Alpha Pam se ha convertido en la primera víctima demostrable de este Real Decreto. Muerto, desangrado en su caso, por Tuberculosis, por denegación de auxilio, por incompetencia…por injusticia. Porque no han sabido realmente deducir que cortando el acceso a la atención primaria, puede morir gente. No. que es seguro que mueran personas… y esperemos no mueran más.

Quizá Alpha pueda ser quien les sirva de ave, que lo vean como en un vuelo, gritándoles y marcándoles el camino correcto…pero no hay augures en los centros de toma de decisiones. Hace 14 siglos los teníamos…ahora no.

 

 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies