Hoy hace un año que murió Alpha Pam en Mallorca. Sin duda, fue una consecuencia de la entrada en vigor del Real Decreto Ley 16/2012. La comunidad de las Islas Baleares lideró de la manera más inflexible, dura y deshumanizada su aplicación. Fue una de las pocas comunidades en aplicar medidas de no cobertura, incluso antes de que la ley entrara en vigor (muchos meses antes). Alpha Pam era un inmigrante africano que vivía desde hacía algunos años en Mallorca. Había trabajado en nuestras islas y ahora estaba en paro. Cómo todos nosotros había contribuido a financiar el Sistema de Salud mediante los impuestos indirectos, esos que pagamos cuando compramos en el supermercado o ponemos gasolina a nuestro coche.

Si Alpha Pam hubiera estado en la misma situación pero residiendo en Andalucía, Asturias o Euskadi con el mismo Real Decreto Ley 16/2012 vigente en todo el estado, hubiera recibido asistencia sanitaria. Y hubiera recuperado la salud porque su enfermedad tenía tratamiento y se hubiese resuelto sin mayores problemas. Hubiera podido vivir. Hace pocos días el Tribunal Constitucional levanto la suspensión de la Ley Navarra de Sanidad. Esto permitirá seguir dando prestaciones sanitarias a las personas migrantes sin autorización de residencia. Resulta sorprendente que el TC se pronuncie con tanta rotundidad a favor de las leyes autonómicas sanitarias que están en contradicción con las leyes estatales. Las desigualdades son cada vez más notorias dentro del territorio español.  Esto también se contradice con nuestra Constitución.

A pesar de la conmoción que generó su injusta muerte la atención sanitaria en las Islas sigue en su línea descendente.  En Metges del Mon no paramos de atender solicitudes de personas migrantes a las que se les dificulta el acceso a la salud: no les atienden de urgencias, les exigen o insinúan la necesidad del pago por una atención urgente, cosa absolutamente ilegal… Son varios cientos desde la puesta en marcha del Real Decreto. Actualmente tenemos en nuestros archivos unos trescientos casos, unos resueltos, la mayoría de ellos en trámites, otros con muy mal pronóstico…

Los migrantes sin papeles han perdido el derecho a la asistencia sanitaria reglada, han desaparecido del sistema nacional de salud pero ¿qué hay de los derechos de toda la ciudadanía?: copago farmacéutico para los pensionistas y los medicamentos de prescripción hospitalaria (para las enfermedades más graves), pérdida de prestaciones sanitarias como el transporte sanitario no urgente (enfermos en diálisis por ejemplo). Este RD no sólo afecta a las personas extranjeras, supone un hachazo a nuestro sistema sanitario que hasta ésa fecha había sido uno de los mejores y más eficientes del mundo.

 A cada persona que se acerca a la sede de Metges del Món con su enfermedad, su dolor, sus angustias, sus pesadillas, su desamparo, le tomamos testimonio, la acompañamos e  iniciamos  juntos un largo, y en la mayoría de los casos tortuoso, camino hacia su asistencia sanitaria. Descubrimos rendijas por donde colarnos, pedimos derecho a la asistencia sanidad por activa, por pasiva, por favor, por derechos humanos, porque nos sentimos responsables, como parte de esta sociedad civil, de lo que esta sucediendo. Porque no queremos aceptar la falta de asistencia sanitaria a quien la necesita y tiene DERECHO a ser atendido.

¿Dónde está el ahorro que se iba a producir sacando a las personas inmigrantes sin papeles del Sistema Público de Salud? ¿Alguien ha calculado la sobrecarga asistencial a la que se somete a nuestros Servicios de Urgencias? ¿Y el coste adicional que eso produce? Es evidente que es mucho más caro atender vía Urgencias un proceso que se hubiese podido atajar, o prevenir desde Atención Primaria. Una Atención Primaria de la que ésta población queda excluida…. ¿Cuál es el coste económico real de estos despropósitos? ¿Y el coste humano?

Desde Metges del Món pedimos hoy, como ayer que el Gobierno de las Islas Baleares reconozca el derecho a la salud de todas las ciudadanas y ciudadanos de las Islas Baleares. Que todas las personas  residentes  puedan disponer de todos y cada uno de los servicios sanitarios. ¿Seremos la última comunidad en cambiar los términos de aplicación de la ley?

¿Qué podemos hacer para que esto cese? ¿Cuántas víctimas necesita el Gobierno de las Islas para cambiar? ¿Qué voces necesitamos dar para que se escuchen las recomendaciones de los expertos en cuanto a la conveniencia de la aplicación del Derecho a la Salud Universal ?

 En Metges del Món no desistiremos en luchar por el DERECHO A LA SALUD hasta conseguirlo. Por una sanidad universal. Por la abolición de Real Decreto.

 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies