Resulta complicado escribir sobre cosas que a uno le llegan, le tocan y le remueven, quizá por miedo a no ser capaz de transmitir algo que ha sido muy relevante en la propia biografía.  Supongo que es por eso por lo que llevo casi dos semanas (y sin el casi) tratando de escribir este texto, un texto que resuma y describa la experiencia tan conmovedora que ha sido mi viaje a Burkina Faso [Patria de Hombres (y mujeres) íntegros (as)]; y digo conmovedora porque perturba, inquieta, altera, enternece y genera un montón de sentimientos contrapuestos y complementarios.

Intentaré empezar por el principio, por el momento en el que vi la oportunidad de viajar con un equipo de Médicos del Mundo a visitar sus proyectos en Burkina Faso, con el objetivo de hacer propuestas de mejora. Preguntas, permisos, clases de francés, renovar el pasaporte, vacunas y profilaxis, leer manuales y mails con instrucciones, … iban pasando los días y aún no era consciente que el viaje era inminente; supongo fue en Madrid en el momento de embarcar hacia Casablanca cuando senti ese “Vamos que nos vamos” (que decían los feriantes en las atracciones cuando era pequeño); desde entonces una sensación de aprendizaje contínuo me acompañó, y aún lo sigue haciendo, y por mucha preparación que hubiera tenido, nada te prepara para una experiencia así.

En Burkina puse rostro a la malnutrición (por carencia, que por exceso nutricional ya tenemos bastantes aqui) en todas sus formas y causas; y también a sus complicaciones. Complicaciones a manejar con poco arsenal  diagnóstico-terapéutico, con mucha ciencia y empeño y con la confianza de que “si ha de ser será” (sea lo que sea lo que haya de ser).

Me reafirmé en la enorme importancia de la atención primaria de salud, vista como un enfoque multiprofesional, global, participativo y longitudinal, de la salud y bienestar de la persona, de su familia y de su comunidad.

Recordé esa frase que tanto nos gusta a muchos de “tu código postal es más importante que tu código genético” porque realmente la enfermedad debe atajarse desde “las causas de las causas” y por ello es necesario trabajar en esos determinantes de salud que a veces en nuestro entorno suenan tan lejanos; y es que sólo la diferencia entre nacer (y ya no digo vivir) en Barcelona o en Ouagadougou sigue suponiendo una desigualdad en esperanza y en calidad de vida demasiado escandalosa para ser permitida. Bien es cierto que prefiero tratarme una malaria en Burkina, pero no puedo negar que patologías como el asma o cualquier otra no transmisible, tendrá una morbimortalidad asociada muy diferente en ambos lugares.

Disfruté de los paisajes, de la comida, de la gente tremendamente acogedora, de la experiencia de vivir en una cultura tan diferente y rica, del sol, de la vida sencilla, de mis compañeros/as, de cada momento, de cada paso y cada kilómetro recorrido.

Y sobre todo reflexioné, reflexioné sobre la pobreza, la salud, la dignidad, la vida y la muerte (y las formas de percibirlas), la desigualdad de derechos y el espíritu de lucha de las personas que habitan en esta tierra; porque una experiencia así no deja a nadie indiferente y tristemente por mucho que quiera explicaros, vivirlo es la única forma de entenderlo. Mientras os surge la oportunidad, os invito a trabajar por la igualdad de derechos y el acceso a la salud de todas las personas que nos rodean, porque como dijo Vicente Ferrer “la generosidad da salud”.

 

 

Alfonso Villegas Rey

Médico Residente de Medicina Familiar y Comunitaria

@avillegasrey

Un Comentario para Patria de Hombres (y mujeres) Íntegros (as)

  1. Marta Rodríguez Cimavilla dice:

    Tengo la enorme suerte de conocerte, eres generoso, cercano y sensible al sufrimiento ajeno, sientes una gran vocación por la medicina y una necesidad enorme de ayudar a los demás, estoy segura de que repetirás la experiencia. Un beso enorme.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies