Eran las 5:50 de la mañana de un sábado 7 noviembre de 2015. Por las calles de Iruña aparecían mujeres vestidas de negro con pañuelos violetas que abrigan las gargantas de aquellas que poco habían dormido. Sus rostros estaban llenos de vitalidad porque en pocas horas se reunirían en Madrid con al menos 200.0001 personas y cantarían al unísono por la memoria de aquellas 6482 asesinadas por violencia machista, en los últimos cinco años. Y todavía hay quiénes preguntan por qué le llamamos feminicidio.

El feminicidio tiene un componente estructural de desigualdad de género, es la muerte de la mujer, por el hecho de ser mujer. Es necesario que se reestructure la ley, que haya educación jurídica de género en las instituciones públicas, que se desenrede el entramado que hay tras la violencia cotidiana contra las mujeres, se necesitan leyes que construyan equidad. Así lo promulga en sus textos Marcela Lagarde, quién también estuvo el sábado en la manifestación, ella se toma la libertad de nombrar a estos crímenes así: feminicidio; y como ella misma dice, se tomó la libertad, porque si la hubiera pedido no se la hubieran dado.

CTMih4wXIAAeZ3F_opt

Las compañeras de Médicos del Mundo Navarra decidimos ir, porque no queremos seguir teniendo este duelo reincidente, porque queremos y creemos que las agresiones contra las mujeres tienen que ser consideradas como cuestión de Estado, esa era una de las insignias de los movimientos feministas del 7N. Madrid nos recibió con sonrisas, con una marea violeta que nos envolvió en un oleaje de emociones, cantos, bailes, batucadas y energías que inundaron las calles.

El sábado lo que era un sueño se convirtió en realidad, la primera manifestación estatal en contra de la violencia machista, el primer paso de muchos más que daremos para que algún día haya equidad entre mujeres y hombres, para que nos dejen de asesinar, para que se acabe el silencio legislativo, ejecutivo y judicial estatal. Fuimos a Madrid para que quienes gobiernan nos escucharan, para que nos dejaran de hacer promesas falsas, para que ahora que las clases políticas hablan de cambio, llegue una revolución de pensamiento y obra, la abolición del sistema patriarcal.

CIBELES

Domingo, lunes y otra vez, cinco mujeres más que ya no están entre nosotras a causa de la violencia machista, se han convertido en una cifra. El silencio es ensordecedor por parte de los partidos políticos estatales y los sindicatos, sin embargo, el sábado sus ojos, sus bocas y sus manos ondeaban con prepotencia banderas violetas, una vez más se nos irrespetó haciendo campaña política en medio de una manifestación a la que se adhirieron en el último momento y cuyo fin era opuesto, el domingo las portadas de los principales medios hablaron de campaña electoral y no de todas aquellas mujeres por las que quisimos ir a marchar.

¿Dónde están ahora?, ¿Dónde están hoy? Se pregunta una compañera de Médicos del Mundo Navarra. Yo no sé dónde están, pero me gustaría que estuvieran escribiendo una carta de disculpas por sus formas de actuar el sábado, y trabajando en programas estructurales con transversalidad de género que nos permitan salir de este círculo de violencia estructural contra las mujeres.

IMG-20151107-WA0015_opt

“Perdonen las molestias, pero nos están asesinando”, “Feminismo NO significa anti-hombre, significa pro-humano”, “Nos queremos vivas”, “Ni sumisas, ni pasivas, mujeres combativas” “Un maltratador NO es buen padre”, “Fuera rosarios de nuestros ovarios”, “Patriarcado y capital, alianza criminal” o “Ante la duda tu (yo) la viuda” eran algunas de las consignas que gritábamos. Qué contentas estábamos.

Andrea Rozo González

Voluntaria de Médicos del Mundo Navarra

1 Fuente: http://www.eldiario.es/sociedad/feminismo-exigir-violencia-machista-cuestion_0_449705164.html

2 http://www.feminicidio.net/articulo/feminicidio-espa%C3%B1a-yovoy7n-porque-no-las-olvidamos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies