Facebook button

Esta semana os presentamos otro caso que sirve de apoyo a otra de las razones para la objeción  contra la reforma sanitaria que os venimos exponiendo desde hace algún tiempo. Médicos del Mundo considera que obstaculizar el acceso a la salud de las personas inmigrantes perjudica los propósitos generales de la salud pública. Es arriesgado y médicamente irresponsable. La falta de atención primaria puede dificultar el cumplimiento del tratamiento de determinadas enfermedades infecciosas y tener graves repercusiones para la salud pública

Sonia es una joven brasileña de 43 años que se encuentra sin permiso de trabajo, ni de residencia. Está diagnosticada de VIH, en tratamiento en el Hospital 12 de Octubre. Tenía tarjeta sanitaria, pero el 31 de agosto, ésta deja de tener validez debido a su situación administrativa irregular.

Actualmente no está siguiendo tratamiento específico para el VIH. Además de la medicación específica de VIH, necesita otras medicaciones que no van a estar cubiertas y de las que tiene que pagar el 100%. Sonia vive sola, no tiene apoyos familiares aquí, trabaja en servicio doméstico sin contrato sólo unas horas, por lo que cobra 250 euros. Vive en una habitación alquilada por la que paga 150 euros.

LA SALUD ES UN DERECHO Y DEFENDERLA ES NUESTRO COMPROMISO.

 

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies