Y para ello, es fundamental realizar autoexploraciones con frecuencia. Esta es la idea principal que nos transmitieron Yaki Hernandez y Ana Ros, psicóloga y presidenta  respectivamente de SARAY, la Asociación Navarra de Cáncer de Mama.

 

Nos visitaron a finales de mayo en nuestra sede y nos explicaron las claves de esta enfermedad y cómo prevenirla.

P1080307

Yaki insistió en lo fundamental que es conocer  en qué consiste la enfermedad y en cómo prevenirla:“Es muy importante saber en qué consiste, cómo es, cuáles son las causas…”.

 

También nos habló de los miedos que tenemos las mujeres a recibir esta mala noticia y que a veces nos hace retrasar la visita a nuestro médico o médica: “muchas veces no vamos al médico por miedo. Todos conocemos a mujeres que han sufrido esta enfermedad, a famosas…etc. pero es un miedo distinto a otros cánceres, porque toca una parte de nuestro cuerpo relacionada con la autoestima, con la pareja, con las relaciones sexuales…Y los miedos paralizan. Hay mujeres que se notan un bulto y esperan 1 año para acudir a su centro de salud…así que es muy importante conocer tu cuerpo para saber si hay algo distinto de lo normal y para poder realizar un diagnóstico a tiempo”.

 

Los síntomas (dolor de mama, inflamación, bulto en axila…) no siempre quieren decir que tengamos un cáncer, pero éstos deben alertarnos de que algo puede estar ocurriendo en nuestro cuerpo.

 

La prevención es la mejor alternativa a esta enfermedad y, además de llevar una dieta equilibrada o hacer deporte, entre otras cosas, Ana nos recuerda la importancia de la autoexploración:”tenemos que conocer nuestro cuerpo, la autoexploración tiene que formar parte de nuestra rutina diaria. Yo recomiendo hacerlo una vez al mes. No quiero que nadie pase por lo que he pasado yo”.

 

Además, Yaki nos explica que últimamente se han dado cuenta de que necesitarían la atención de especialistas en sexología, actualmente no sin cubrir por la Seguridad Social:” tratas con el oncólogo, el radioterapeuta… pero no hay  sexólogos. Durante esta enfermedad es esencial tener la ayuda de un profesional de este tipo. Con la quimioterapia tu apetencia sexual desaparece. Además, parece que a partir de cierta edad no tienes ni que tener sexo, y no es así.  Para los jóvenes también puede convertirse en un problema, no sólo  por las relaciones sexuales,  sino por la futura maternidad…Ana se queja de que el personal sanitario a veces da por hecho que tiene que ser así:” El personal ,sanitario asume que es así y punto, no le da más vueltas, pero hace falta ayuda en este tema, está claro”.

 

Ana también nos recuerda la importancia de otro tipo de revisiones:” a partir de los 40 años deberían hacernos una mamografía anual”, aunque la realidad es que se hacen a partir de los 45 y cada dos años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies