Nada más ver la película, y todavía muy removida por lo visto, tuve la oportunidad de charlar con su director, David Pablos, sobre la magnífica “Las elegidas”.

Las elegids_opt

Cuando le comenté a Pablos mis sensaciones tras ver su trabajo me contó que en una de las proyecciones en Lima, saliendo de una sala le presentaron a una chica, “ella me abrazo y me dijo que tras el pase estuvo 15 minutos en la butaca llorando, no podía parar, había visto otras pelis que hablan de trata pero ésta le llegó. A la mujer le interesaba mucho el tema, pertenecía a una asociación que luchaba contra la trata y decía que estaba segura de que en una vida pasada fue víctima de trata, porque era un tema que le dolía de una manera muy grande”.

La historia que cuentas en la película es muy fuerte. ¿Es una propuesta real?

Es ficción pero todos los detalles de las familias, de cómo funciona este mecanismo, parte de la realidad, desgraciadamente no es ficción . Yo sé que la película es dura. Para mí es muy fuerte entrar a la sala y sentir al público. Hay tensión, tristeza. Por un lado es gratificante porque finalmente ahí es a donde quería llevar al público, pero por otro es impresionante el sentirlo. Lo que vieron en la película no se compara con la realidad, lo que ocurre de verdad es peor, es más desgarrador. Soy consciente de que es incómodo, yo cuando la veo también hay momentos en los que me remuevo, sí es difícil, pero esa era la intención.

¿Cómo preparaste el tema?

Me informé del tema por muchas vías, pero la diferencia fue estar cara a cara con chicas que lograron escapar de una u otra manera. No hay nada como eso, no solo verlas, escucharlo de su boca… a mí me ha impresionado mucho ciertos elementos muy concretos que a mí me hacían entender de otra manera la experiencia, no como datos, sino de una forma vivencial y para mí eso era lo importante en la película, el cómo vas a vivir esto a través de ellas.

¿Por qué decidiste hablar sobre la trata de mujeres?

Es una larga historia. Viene por muchos lados. Tengo una amiga guionista que le obsesiona este tema, ha investigado muchísimo y yo he comprobado que los proyectos te llegan porque tienes que hacerlos. Es algo muy mágico. Que los proyectos te escogen tiene algo de cierto. Ella me empezó a empapar de este tema, me decía “alguien tiene que filmar sobre esto”. Más o menos por esas fechas conocí a Jorge Volpi que es escritor, él tenía un guión llamado “Las elegidas” y me lo mostró. A mí me gustó mucho pero sobre todo una parte del guión. Le propuse a Volpi desarrollar solo esa parte y le pareció bien pero no pudo seguir por problemas de logística, él tenía otro proyecto y se tuvo que ir fuera, así que el guión lo hice yo. Al final, lo único que tiene en común con el guión de Jorge es el título, el nombre del personaje principal y el tema.

Elegidas_opt

Los actores y actrices no son profesionales, ¿dónde los encontraste?

Hicimos un casting por todo Tijuana, buscando en escuelas secundarias, en colonias, centros comunitarios…por ejemplo, el hermano mayor de Ulises, Héctor, es boxeador y enfermero, una contradicción hermosa. Creo que por eso tiene espíritu de actor , tiene la parte humana de estar con alguien, de ayudarlo, y el “box” le hace muy presente, sabe estar para la actuación. La niña que ha sido Sofia y el niño Ulises, salieron de dos escuelas de Rosarito, ciudad pegada a Tijuana. Me acuerdo muy bien la primera vez que vi a la niña en el casting, me acuerdo que al ver su imagen y su presencia dije: “es ella”. Con la niña que hace de Marta también lo vi claro desde el principio, tiene energía y algo encantador, desde el principio vi que podían actuar.

Así que fue muy fácil.

Con Nancy, la niña que hace de Sofía fue muy distinto, nos sorprendió su presencia, su rostro pero le costaba exteriorizar sentimientos. Es de una familia de 6 hermanos, ella es la de en medio,una niña acostumbrada a callar, a no decir las cosas… entonces yo sabía que había algo muy interesante que se podía trabajar y que había que sacar. Tuvimos un mes de trabajo con ellos y ellas una vez que fueron seleccionados y el mayor trabajo fue que Nancy sacara todo, y eso fue lo que sucedió. La niña se abrió. Y lo más bello es que agarró una seguridad en sí misma que no tenía. Nunca olvidaré los talleres que hacíamos con los jóvenes de martes a domingo. Y la primera vez que involucramos a los adultos, a los que hacen de papás de Ulises, que sí son actores profesionales. La dinámica cambió entre ellos y ellas. El padre tiene una energía muy fuerte, es un personaje maravilloso. Y de repente, de forma natural, la relación que ves en la película ya se había formado entre ellos. Los chicos ya eran como hermanos. Sofía y Perla desde el principio se abrazaron y se creó esa relación de protección de una a otra, se me ponen los pelos de punta de recordar como las cosas fueron encajando y amoldando de una manera tan natural que fue sorprendente. De todos los regalos que te puede dar el cine éste fue uno de los más gratificantes, ver lo que se generaba con ellos y ellas y ver como más allá de si vuelven a hacer cine o no, porque les gustó mucho actuar, saber que ésta experiencia fue un regalos para todos.

Y con un ambiente tan especial, ¿cómo fue el rodaje?

Nadie me lo cree cuando lo cuento (se ríe). El rodaje duro 6 semanas en Tijuana y Rosarito. ¡Fue un rodaje tan disfrutable!… Hubo un par de escenas difíciles, porque cada escena que grabo la siento y quizás sea muy exigente pero aparte de ciertos momentos, como te digo, fue un rodaje muy disfrutable . Los chicos y chicas se lo pasaron fenomenal, todo el rato estaban riendo, de verdad, incluso los días que no les tocaba rodar querían ir. Se hizo una familia muy linda, y eso fue algo muy afortunado, salieron grandes amistades, además era la primera vez que yo trabajaba con la fotógrafa, la directora de arte y se fue generando una dinámica que es tan importante como el casting.

El director David Pablos

El director David Pablos

¿Por qué decidiste no incluir violencia explícita?

Lo tuve claro desde el principio, porque hubiera sido lo más fácil y porque no quería violentar al público. De hecho, creo que tengo una responsabilidad como director con el público, Sé que es un tema muy duro, muy difícil y me importaba que la gente se quedara a ver toda la película, que no saliera corriendo a los 5 minutos. Creo que si hubiera imágenes más explícitas hubiera sido más difícil de hacer la película, aunque realmente fuera lo más comercial. Te apuesto a que la mayoría de directores con este material hubieran hecho una película mucho más explícita pero yo no lo entendí así.

Con una experiencia tan buena supongo que os daría pena terminar el rodaje.

El proyecto tuvo muy buena energía desde el principio que se mantuvo hasta el final . El último día de rodaje se sentía una tristeza por parte de todos porque sabíamos que era la última vez que íbamos a estar juntos de esa manera, fue totalmente entrañable .

 

 

Isabel Eguiguren Ezquerro, voluntaria en comunicación en Médicos del Mundo Navarra

Twitter: @MdM_Navarra

Facebook: https://www.facebook.com/medicosdelmundo.navarra/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies