images_opt

¿Un director madrileño narrando un desgarrador retrato de la América más desfavorecida?  Sí, es posible, y nos lo cuenta un gran Antonio Méndez a través de una madre soltera afroamericana que lucha por salir adelante cada día.

¿De qué va la historia?

Regina es una madre soltera que vive en Florida con sus dos hijos. Su trabajo apenas le da para vivir y la relación con su hijo adolescente, Andrew, empeora cada día. Mientras, un hombre se cruza en su vida pero la posibilidad de tener una nueva relación le aterroriza.

Sensaciones

Alejada de las grandes superproducciones norteamericanas y con cierto aire indie, “La vida y nada más” nos presenta una historia muy real cuyas aristas son universales: miedo, racismo, precariedad laboral… si a eso añadimos el hecho de ser mujer y madre soltera nos lleva a uno de los estratos más vulnerables de la sociedad y en Médicos del Mundo Navarra conocemos bien sus consecuencias y trabajamos en proyectos para empoderar a estas mujeres.

Recorrido

2017 Sección Oficial en el Festival de Cine de San Sebastián

2017 Sección Oficial del Festival de Toronto

Alguna anécdota

Antonio Méndez es madrileño pero se ha formado en USA y actualmente vive en Florida, de ahí que haya conseguido reflejar de una manera tan natural esta historia.

Cuenta que durante el casting se encontró con historias terribles de desigualdad y marginación.

La hija de Regina Williams, la protagonista de la película, es su hija real y esto ayudó muchísimo en el rodaje por la dificultad que suele suponer trabajar con niños y niñas pequeñas. (Tenía 3 años durante el rodaje).

En la rueda de prensa del Festival de Cine de San Sebastián, el director habló de una película con un presupuesto mínimo, hecha entre amigos. Así, parte de su alumnado de la Universidad ha trabajado en este proyecto.

Actores y actrices desconocían el guión de la película, se enteraban a diario de qué iban a rodar pero se encontraron con un trabajo muy flexible y abierto a lo que sucediera cada día.

20170928_115105_opt (1)

Dice el director que el proceso del casting fue precioso. A Andrew le conoció en su colegio, estuvo durante 6 meses conociéndole para saber si funcionaria en la película, ya que no es actor. Dice que a Regina, la protagonista, le costó más encontrarla. Ella fue a acompañar a su hermana al casting y se ánimo a hacer la prueba.

Los personajes mantienen sus nombres de la vida real. Al principio los iban a cambiar pero pensaron que así se sentirían más cómodos.

Los y las profesionales ha dicho:

La producción es modesta, rueda en escenarios mínimos, pero el director se las ingenia para crear veracidad, para que nada suene a impostado, para implicarte emocionalmente en la dura historia de una mujer negra que trabaja de camarera y que trata de sacar adelante a sus hijos” Carlos Boyero – El País.

Resulta emocionante comprobar cómo la cámara de Esparza es capaz de captar con tanta sinceridad y transparencia las pulsiones contradictorias que mueven a sus personajes. El resultado, una película tan cercana como dolorosa”. Beatriz Martínez – La Vanguardia

Para terminar

Dice Antonio Mendez que él no pretende denunciar, sino contar historias de personas, pero su película resulta ser un trabajo comprometido que quienes son más vulnerables, de sus dificultades y de sus superaciones. Por ello, creemos que “La vida y nada más” es una película que debe verse por prescripción médica 😉

Isabel Eguiguren

Voluntaria de Comunicación en Médicos del Mundo Navarra

Síguenos en Twitter : @MdM_Navarra

Y en Facebook: https://www.facebook.com/medicosdelmundo.navarra

[:]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies