Se acerca el 6 de febrero, Día Internacional de Tolerancia 0 con la Mutilación Genital Femenina, una de las formas de violencia contra las mujeres y las niñas más desconocidas en Occidente. Y, como cada vez que se acerca este día, los medios de comunicación llaman a las entidades referentes en la lucha contra la ablación, y a las mujeres africanas activistas por su erradicación, y siempre preguntan lo mismo: ¿cuántas niñas y mujeres mutiladas hay en Navarra, hay en (ponga Aragón, Cataluña, Madrid, etc.), cuántas en España, cuántas en el mundo?, y quienes tenemos que responder a esto nos acercamos a las cifras de sesudos informes ajenos, y algunos diagnósticos propios, y decimos, pues en Navarra, puede haber 200 niñas en riesgo de ser mutiladas porque…..y ya está, a veces no podemos continuar la frase, porque la cifra es tremenda, ¿y cómo es eso posible?, nos vuelven a preguntar, y queremos explicar, y una afirmación en forma de pregunta viene a continuación: pero, ¿no es una barbaridad?. Y nosotras queremos explicar qué es la Mutilación Genital Femenina y qué podemos hacer para erradicarla.

Las cifras son terribles, si, hablamos de 200 niñas en riesgo en Navarra, en todo el Estado habrá unas 17.000 mujeres y niñas mutiladas o en riesgo de ser mutiladas, casi todas provienen de países africanos en los que existe una alta prevalencia de Mutilación Genital Femenina, algunas de las niñas, las más pequeñas, han nacido ya en España, pero el riesgo existe porque pueden viajar a sus países y ser mutiladas allí.

Sin embargo, más allá de esto, lo que las entidades que trabajamos desde hace muchos años por la erradicación de la MGF destacamos es que la Mutilación Genital Femenina es una grave violación de los derechos de mujeres y niñas, y constituye una forma de violencia de género enraizada profundamente en las creencias de muchas personas y para la que se aducen motivos sociales, culturales, estéticos, etc., claramente incompatibles con los derechos humanos, y como violencia contra las mujeres se tiene que tratar, inserta en un sistema en el que las violencias se abordan analizando las causas estructurales y aportando medios para erradicarlas.

Con este acercamiento a la MGF desde un enfoque de género y derechos humanos, poniendo en el centro siempre a las mujeres y a las niñas con las que trabajamos, apostando por la mediación intercultural como forma más efectiva de acercarse a ellas, potenciando el papel de las mediadoras, mujeres africanas lideresas en sus comunidades, y, por supuesto, sensibilizando a la población en general y, en particular, a los medios de comunicación, para evitar la criminalización de la población africana, la propagación de rumores, y la revictimización de las mujeres y niñas afectadas por esta práctica cultural nociva, conseguimos el conocimiento y el reconocimiento de la MGF como una forma de violencia de género, y avanzamos en su prevención y tratamiento.

Nos queda, sin embargo, una tercera pata, una forma necesaria de trabajar, sin la cual el enfoque de derechos no estaría completo, y es el trabajo en incidencia política. No basta solo con conocer qué es la MGF y en salir a la calle cada 6 de febrero para solidarizarnos con las mujeres, de aquí, de allí, de todas partes, que han sido mutiladas, o lo van a ser, no. Necesitamos llevar a cabo acciones políticas concretas, tenemos que visibilizar en leyes, normas, códigos, protocolos, que la MGF es incompatible con la libertad, la dignidad, la igualdad, la salud y la vida de millones de mujeres. Y por eso reclamamos a las administraciones que conozcan la historia de estas mujeres, y que las reconozcan como supervivientes, que articulen protocolos integrales de prevención y actuación ante la MGF, y que apoyen de forma efectiva la labor de las entidades que llevamos años trabajando para erradicar esta forma de violencia.

Médicos del Mundo Navarra abrió su proyecto de prevención de la MGF en Pamplona hace ya 10 años, recientemente hemos ampliado el proyecto a Cintruénigo y Tudela, somos la entidad de referencia en Navarra en MGF, y hemos logrado precisamente gracias al enfoque de género y derechos humanos aplicado al proyecto que se reconozca la MGF como una forma de violencia contra las mujeres (Ley Foral 14/2015 de Violencia contra las Mujeres), que se apruebe un Protocolo Integral de Actuación frente a la MGF (2013), que se forme una asociación de mujeres africanas, (Flor de África, 2010), que profesionales de distintos ámbitos, salud, trabajo social, educación, etc., hayan recibido formación sobre MGF y puedan hacer un acompañamiento efectivo (y afectivo) de las mujeres y las niñas afectadas.

Sin embargo, justo y necesario es reconocerlo, lo que hemos conseguido durante estos 10 años no hubiera sido posible sin la labor de nuestras mediadoras africanas, de las valientes mujeres que pusieron, y ponen, todo su esfuerzo, dieron, y dan, todo su trabajo, para mejorar la vida de otras mujeres, y, por tanto, de todas nosotras, porque, no lo olvidemos, las mujeres nos somos una con una historia, sino millones con la misma historia.

 

A ellas, a todas, ¡GRACIAS!

Yolanda Rodríguez Villegas

Presidenta de Médicos del Mundo Navarra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies