imagen1

El año 2019 ha estado repleto de experiencias compartidas en nuestro Banco del Tiempo Arrosadia. Desde intercambios individuales entre socios y socias hasta encuentros colectivos de lo más variados. Aunque, no podemos ocultarlo, la gastronomía y los sabores del mundo, nos mueven mucho en este barrio.

Atendiendo a una demanda repetida entre socios y socias del Banco del Tiempo, se organizó en noviembre un intercambio grupal en torno a la comida saludable. Para ello, dedicamos cada lunes del mes a “viajar” a un lugar diferente del mundo para aprender a cocinar y degustar platos muy diversos, aprovechando, como siempre, la disponibilidad y las ganas de vecinos y vecinas del barrio para mostrar y compartir un pedacito de su cultura.

Todos los talleres realizados, se hicieron en las instalaciones de la Peña San Fermín a quienes agradecemos enormemente la acogida y las facilidades que nos dieron para desarrollar este proyecto. Además, siguiendo con la filosofía de nuestro proyecto “Tu barrio, tu casa”, todo el mes estuvimos en contacto y colaborando con diferentes comercios locales que aportaron los mejores productos para hacer posible esta experiencia. La frutería Disfruta, la panadería Guridi y la carnicería Halal de Hasam, entre algunos de los locales donde pudimos conseguir los ingredientes necesarios.

imagen2

El primer lunes lo dedicamos a la gastronomía marroquí  y argelina. Socias del banco del tiempo y vecinas que colaboran en el proyecto de alfabetización en árabe, que se lleva desarrollando desde el pasado curso en el centro comunitario, propusieron un exquisito cuscús y unos dulces argelinos.

imagen3

La segunda parada no nos quedó tan lejos ya que tuvimos la ocasión de conocer, cocinar y degustar algunos de los productos de temporada de Navarra. Nos centramos principalmente en las verduras de otoño: borraja, alcachofa y cardo. Todo un disfrute de taller de la mano de Karmele, una de nuestras socias del Banco del Tiempo.

imagen4

Penúltima parada de nuestro viaje: Rumanía. Albóndigas con salsa de tomate y puré de patatas. Algunas vecinas del barrio que también participan en el proyecto de alfabetización Rroma donde Médicos del Mundo trabaja junto a nuestra mediadora Gabriela, fueron las facilitadoras de este taller donde nos quedamos con ganas de conocer más sobre la gastronomía del este y con quienes ya estamos pensando cómo darle forma a otro taller.

imagen5

La última sesión fue dedicada a Bolivia. Aprendimos de la mano del colectivo Dejando Raíces a cocinar, de la manera tradicional boliviana, una rica quínoa con queso latino y verduras.

La experiencia resultó de lo más gratificante para todas. No sólo pudimos conocer diferentes formas de cocinar en el mundo, acercarnos a productos que normalmente no consumimos y que tenemos cerca sino que, además, conocimos toda la cultura que rodea a cada plato y tradición y se crearon espacios de relación entre vecinas y vecinos que surgieron desde el mejor ambiente posible: la comida y el disfrute de compartir algo creado entre todas.

Para este 2020 ya estamos ideando nuevas acciones grupales del Banco del Tiempo y, de seguro, que repetiremos experiencias gastronómicas para viajar por el mundo sin tener que salir de nuestro barrio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies