cartel alcázarUna exposición cedida por Médicos del Mundo, del fotógrafo Andrew McConnell

El proyecto. Mi escuela, tu refugio reúne las distintas formas en que hemos acogido, en nuestra vida escolar, el drama de las millones de personas que han de desplazarse de manera forzosa por conflictos en sus lugares de origen, concretamente de las víctimas de la actual llamada “crisis de refugiados”, la peor desde la II Guerra Mundial. Se trata de un proyecto educativo, colaborativo y solidario que tiene como objetivo educar nuestra sensibilidad y cultivar una mirada cuidadosa y responsable en relación al otro, así como explorar las posibilidades que tiene la escuela para convertirse en antídoto contra la indiferencia que parece imperar en nuestra sociedad. Es, en definitiva, el modo en que nos hemos hecho cargo del imperativo de Adorno: “La exigencia de que Auschwitz no se repita es la primera de todas en la educación”.

El proyecto, uno de los ganadores de los VIII Premios de Educación Nacional para el Desarrollo “Vicente Ferrer”, surge en respuesta a las preguntas que, como docentes, nos hicimos a principios de curso sobre nuestra responsabilidad en relación a la llamada “crisis de refugiados”, así como a nuestro deber de trabajar en la construcción de una sociedad formada por individuos sensibles al drama que viven otros seres humanos y capaces de ser críticos, rebelarse y actuar  ante situaciones de injusticia. ¿Qué podemos hacer nosotros, ahora, ya? ¿Cómo debemos transformar la escuela y nuestro trabajo en ella para convertirnos en seres humanos respetuosos con los otros y responsables?

 La exposición. El objetivo es informar a la población de la situación en la que se encuentra la población saharaui tras una ocupación que dura ya mas de 30 años, consiguiendo de esta manera la sensibilización de la ciudadanía y la movilización social.

No es posible fotografiar la tierra de los saharauis, porque son un pueblo sin tierra. Las fotografías recogen testimonios con retratos en la oscuridad, en los que la única luz posible es la que tiene la persona en la foto. HAY QUE DAR LUZ A LA TIERRA SAHARUI, HAY QUE ENCENDER LA LUZ Y NO DEJAR QUE SIGAN VIVIENDO EN LA OSCURIDAD.

La exposición se compone por una serie de fotografías tomadas en tres lugares distintos: Campo de refugiados Tindouf, Territorios Liberados y Territorios Ocupados. Todas las fotos se hacen siguiendo el mismo concepto de oscuridad. Para poder ver las fotografías, el visitante tendrá que iluminarla. Con ello pretendemos la participación ACTIVA de la población visitante de la exposición. Si no le dan luz ( a través de una linterna), pueden leer los testimonios que se encuentran en una estructura con luz pero no podrán ver las fotos de las que hablan. No podemos dejar caer en el olvido al pueblo saharaui.

 

Rafael Falcon Lahera

IES Juan Bosco, Alcázar de San Juan (Ciudad Real)

Tagged with:
 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies