Fue un fin de semana espectacular. El día 4 de octubre, un grupo de Médicos del Mundo Navarra se trasladó hasta Zubiri para acompañar a los y las más jóvenes en la carrera txiki. Nuestra voluntaria Jaione Eugui preparó un dorsal muy especial para el evento.

Junto con la Organización de la Roncesvalles-Zubiri se preparó el recorrido de los y las participantes y nuestro compañero y voluntario David Fernández cogió su bicicleta para hacer de guía a los txikis. Isabel Eguiguren, otra voluntaria, nos cuenta como lo vivió, “Al principio se acercaron pocos chavales, pero enseguida llegaron más y se creó muy buen ambiente. Hubo varios grupos por edades y llevaban nuestro dorsal, fue muy chulo. Todos y todas corrieron con muchas ganas y al terminar, se llevaron un detalle de Médicos del Mundo. Así que se les veía muy alegres! Fue muy gracioso ver a David, montando en la bici, de guía de la chavalería, alguna criatura casi le pilla jajajaj”.

Además de la carrera, montaron un stand con nuestros productos solidarios para quien quisiera colaborar y a unos metros, en el lugar de reparto de los dorsales para la carrera del día siguiente, varias compañeras ofrecían a quien quisiera unas camisetas solidarias que, por cierto, tuvieron gran éxito.

Al día siguiente, domingo 5 de octubre, se celebró la famosa Roncesvalles-Zubiri, una carrera preciosa por la ruta que atraviesa y que tiene un éxito tal, que los dorsales suelen acabarse en un par de horas el día que salen a la venta.

Médicos del Mundo Navarra volvió a Zubiri, lugar de llegada de participantes en la media-maratóny Nerea Aguado, voluntaria también, nos contaba lo emocionante que resultó el evento: “Ver a deportistas llevar la camiseta de Médicos del Mundo con orgullo, celebrar su tiempo al pasar por nuestro stand o pedirnos la última camiseta que nos quedaba es de los más estimulante que viví en la carrera Roncesvalles – Zubiri. Y eso que el buen ambiente era muy contagioso. Todas las personas transmitían alegría y energía. Ver cómo reconocían Médicos del Mundo, como querían llevarse algo de nuestro stand, fue muy satisfactorio. Mi momento favorito fue cuando pasaron los Zanpanzares por delante del stand”.

Xandra Requiz, otra voluntaria de Médicos del Mundo Navarra, hizo las veces de fotógrafa y también sintió que colaboramos en un evento muy especial: “Fue muy emocionante fotografiar a corredores y corredoras justo ​cuando cruzaban la línea de meta, con rostros que mezclaban el cansancio con la satisfacción personal. Era muy emotivo ver como las personas cogían a sus peques para dar esos últimos pasos y compartir ese orgullo de haber culminado la carrera. Roncesvalles – Zubiri es mucho más que un evento deportivo, es un día en el cual las personas vencen sus miedos, sus barreras, sus records, rodeadas de un ambiente muy familiar. Muchas gracias a quienes este año se animaron a participar como deportistas solidari@s haciendo de este evento también en un día para la solidaridad y colaborar con este pequeño gesto con los proyectos que llevamos a cabo en Navarra”.

 

Poco más podemos decir…bueno, sí… ¡que el año que viene esperamos volver a estar ahí!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies