Comenzamos este resumen del mes de julio con el nacimiento de una herramienta que va a servir para “controlar” a nuestros políticos y políticas. Se llama #Poletika y la conformamos más de 150 organizaciones. ¿Qué es lo que estamos haciendo? Rastrear todos los medios de comunicación buscando la infinidad de compromisos que ya han empezado a prometer nuestros y nuestras políticas en cooperación, educación, sanidad, protección social, salarios, conflictos o pobreza infantil. Y vamos a exigir que los cumplan. ¡Animaos a entrar en http://www.poletika.org/es/ y hagamos entre todos y todas que se cumplan todas esas promesas que se quedan en el olvido!

Como sabéis, el mes de julio Pamplona se convierte en el centro de un huracán llamado “San Fermín”. Durante estas fiestas hemos descansado pero además, nuestra compañera Fátima Djarra, que sigue con la presentación de su maravilloso libro “Indomable”, recibió el pañuelico de honor de la Cadena SER en su lucha contra la discriminación de la mujer. No nos cansaremos de decir lo orgullosos y orgullosas que estamos en Médicos del Mundo Navarra de contar con una mujer así.

La periodista Elvira Obanos con Fátima Djarra

La periodista Elvira Obanos con Fátima Djarra

También ha sido un mes de cambios en el Gobierno de Navarra. Entre las nuevas caras hemos conocido a quien ya es nuestro nuevo Consejero de Sanidad, Fernando Dominguez, quien en la toma de posesión de su cargo aseguró ser un defensor acérrimo de la Sanidad Pública. Parece que llegan nuevos aires a Navarra, ¡seguiremos atentos para que así sea!

Y nuestro Consejero tuvo su primera reunión en Madrid con el resto de Consejeros y con el Ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Y allí estuvimos, a las puertas del Ministerio de Sanidad, junto a Aministía Internacional, Red Acoge, SESPAS, ODUSALUD, SEMFYC y la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, exigiendo a nuestros gobernantes que debemos recuperar nuestra Sanidad Pública y Universal.

CLEqc_sWcAAZmvQ_opt

También en el mes de julio hemos recordado el Día Mundial Contra la Trata de Personas, un drama que sigue azotando a miles de personas. Médicos del Mundo se ha centrado en las mujeres víctimas de tráfico con fines de explotación sexual y como comentaba nuestra presidenta Yolanda Rodríguez, “las condiciones en las que estas mujeres se ven obligadas a ejercer la prostitución, y las consecuencias que para su salud física y psíquica tiene este ejercicio atentan contra los derechos fundamentales de las personas: el derecho a la vida, el derecho a la libertad, a la integridad física y moral, a la libertad sexual, a la salud, a la intimidad y a la dignidad humunnamed (1)_opt

Durante este mes hemos se han producido dos tristes aniversarios: el del terremoto de Nepal y el de la masacre en Gaza.

Tres meses han pasado desde que varios terremotos asolaron Nepal dejando más de ocho mil víctimas y miles de personas heridas. Médicos del Mundo acudió las primeras semanas a atender a las víctimas pero una vez pasada la emergencia, las prioridades son ahora distintas. Después de las tareas de desescombro, rescate o instalación de hospitales provisionales, hay que centrar los esfuerzos en la construcción de infraestructuras, el reforzamiento del sistema sanitario y la atención y formación psico-social.

Médicos del Mundo, tras apoyar el restablecimiento de los servicios en el Hospital Distrital de Ramechhap, (que da cobertura sanitaria a 20.000 personas de forma directa y a 200.000 de forma indirecta) acaba de registrarse como ONG permanente en Nepal para desarrollar un proyecto de post-emergencia que durará seis meses y que va a consistir en:

• La reconstrucción del hospital distrital de Ramechhap para garantizar que funcione normalmente a medio plazo, mediante estructuras semi-permanentes.

• El refuerzo de las capacidades del personal de salud, de educación y de personas de la comunidad (voluntarias o agentes comunitarios), en aspectos psico-sociales.

• La mejora de la salud materno-infantil de Ramechhap

Así quedó la Sala de Rayos X del hospital de Ramechhap.

Así quedó la Sala de Rayos X del hospital de Ramechhap.

Otro aniversario dolorosísimo es el de Gaza. 2.251 palestinos y palestinas perdieron la vida, de los cuales 551 eran niños y niñas. Más de 10.000 personas resultaron heridas y unas 100.000 terminaron en la calle y ahora mismo siguen esperando en casas de acogida provisionales, en caravanas o en tiendas de campaña. Pero la población gazatí está sometida a un bloqueo que no permite la reconstrucción de sus vidas a ningún nivel: el bloqueo significa que el agua no es del todo potable, que sólo existe acceso a la electricidad durante ocho horas al días, y que nadie  sabe si recibirá los medicamentos que necesita. Un bloqueo impuesto por Israel, un país que tiene vinculos comerciales y políticos con la Unión Europea y Estados Unidos, un bloqueo que supone un castigo colectivo porque afecta a civiles sin hacer distinciones. Pero además los gazatíes viven en una gran prisión donde no se les permite salir, no pueden visitar a un familiar que vive a tan solo 60 kilómetros, los niños y niñas ni siquiera pueden jugar entre los escombros de los edificios destruídos porque pueden explotar artefactos explosivos perdidos tras la última intervención israelí. Mientras tanto, los adultos no pueden ni siquiera trabajar y es que en Gaza un 44% de las personas están en situación de paro, lo que representa la tasa más elevada del mundo. Por no hablar de todos los traumas psicológicos que padece toda la población y que les acompañará durante toda la vida.

201407_Reuters_boys-on-bike_opt

No se puede penalizar a alguien a causa del lugar donde nació. Ningún argumento relacionado con la seguridad puede justificar hacer vivir así. De modo que exigimos a la Unión Europea  que sea coherente con los valores que proclama y que actúe en consecuencia, poniendo los derechos humanos en el centro de cualquier negociación. También exigiremos una y otra vez que el bloqueo debe cesar para que, aun sin casa y sin libertad de movimientos la población gazatí pueda vivir con algo más de dignidad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies