En relación con el debate público generado en los últimos días en torno al estatus legal de la prostitución, Médicos del Mundo España quiere recordar que la entidad médico-humanitaria entiende la prostitución como una estructura de subordinación, explotación y violencia -Especialmente contra mujeres y niñas- que reafirma la desigualdad entre hombres y mujeres. La consideramos el paradigma de la violencia sexual, social y política puesto que conlleva una clara exposición a la vulneración de los derechos humanos a la integridad física, psicológica y sexual. Por ello, la organización mantiene una postura abolicionista hacia la prostitución y una posición de solidaridad y defensa de los derechos de las personas en situación de prostitución.

Médicos del Mundo considera que legitimar la prostitución, todas las formas de proxenetismo y a los demandantes-prostituidores-“clientes”-, supone un fortalecimiento de la industria del sexo. Consideramos que este enfoque no incide en la protección de las personas prostituidas ni en su empoderamiento ni en la garantía de sus derechos, no frena la explotación y no disminuye la trata con fines de explotación sexual de mujeres y niñas, sino que contribuye a invisibilizar la violencia que sufren y a reforzar la desigualdad, dominación y discriminación de género.

En el contexto internacional, queremos hacer notar que múltiples tratados y convenios se muestran contrarios a la despenalización del comercio sexual. Como ejemplos, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) o el Convenio para la Represión de la Trata de Personas y de la Explotación de la Prostitución Ajena (Asamblea ONU 1949). A esto se añade el Informe del Parlamento Europeo sobre Explotación Sexual y Prostitución y su Impacto en la Igualdad de Género (2014), que dice literalmente: “Considerar la prostitución como un «trabajo sexual» legal, despenalizar la industria del sexo en general y legalizar el proxenetismo no es la solución para proteger a las mujeres y las mujeres menores de edad de la violencia y explotación, sino que produce el efecto contrario y aumenta el riesgo de que sufran un mayor nivel de violencia, al tiempo que se fomenta el crecimiento de los mercados de la prostitución y, por tanto, el número de mujeres y mujeres menores de edad víctimas de abusos”.

CNacnZ3WgAAY3uO_opt

En cualquier caso, Médicos del Mundo defiende que las mujeres en situación de prostitución no deben ser nunca penalizadas.

Trata y prostitución, dos realidades indisociables

La demanda de servicios sexuales es la raiz originaria de la prostitución, la mantiene y hace posible -y lucrativa- la trata de personas con fines de explotación sexual. La trata es indisociable a la existencia previa de la prostitución y no es posible abordar de forma integral esta realidad social si solo se pretende actuar sobre una de las manifestaciones de la misma.

Médicos del Mundo considera que el proceso hacia la abolición debe realizarse desarrollando alternativas reales y estrategias de salida, aplicación de políticas de prevención y haciendo responsables a todos los actores implicados.

EL TRABAJO DE MEDICOS DEL MUNDO EN RELACION CON LA PROSTITUCIÓN

* Insertar enlace al apartado de prostitución de la memoria 2014: http://www.medicosdelmundo.es/memorias/2014/ol.php?id_pag=13

Tagged with:
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies