Este mes de mayo de 2020 se ha convertido en una de las primaveras más inusuales e inciertas de nuestra historia reciente. La información en masa sobre el COVID-19 y la consiguiente (y lógica) preocupación que se ha generado en toda la población con respecto a esa “nueva normalidad” que no sabemos cuándo y cómo llegará, ha dejado en segundo plano otros temas que también son centrales y muy significativos para muchas personas, como son las festividades y tradiciones que se han ido posponiendo, cancelando o directamente transformado en pequeños homenajes desde nuestro balcón o nuestro muro en las redes sociales.

El 24 de abril de este año dio comienzo al periodo de Ramadán para la comunidad islámica. Un periodo que trasciende lo religioso y que tiene que ver con la solidaridad, el festejo en comunidad, la cultura y la convivencia. Desde el proyecto “Tu barrio, tu casa” que venimos realizando en el barrio de La Milagrosa-Arrosadia, en colaboración con la Fundación Caja Navarra, Obra Social La Caixa y el Ayuntamiento de Pamplona, trabajamos muy de cerca con vecinos y vecinas que han tenido que cambiar sus planes de celebración y adaptarlos a un tiempo de confinamiento.

Para este año teníamos planes de lo más interesantes. Junto a la Coordinadora Cultural del barrio y el colectivo de mujeres magrebíes “Esperanza Futura” (formado por vecinas del barrio), teníamos programadas varias actividades vecinales en torno a estas fechas: desde un desayuno colectivo con la puesta de sol hasta la celebración del Eid Mubarak en el Centro comunitario.

Con el cambio de planes, entre la Mezquita y las tiendas especializadas en alimentación Halal, se han organizado para recibir donaciones y aportaciones vecinales para que la celebración no deje de ser comunitaria, a pesar de tener que hacerlo todo desde casa.

En esta entrada, os traemos un artículo que está pendiente de publicarse en el nuevo número de la revista del barrio, La Motxuela. Con el permiso del equipo editor de la revista, os adelantamos la sección habitual que tenemos Médicos del Mundo, el recetario del mundo.

Tomad nota para hacer vuestra compra semanal, os invitamos a un rico cuscús marroquí de la mano de vecinas del colectivo “Esperanza Futura” y del Banco del Tiempo Arrosadia.

¡Ramadan Mubarak!

Recetario del mundo

bandera de marruecosCUSCUSEANDO DESDE ARROSADIA A MARRUECOS

En esta edición, descubriremos una nueva receta de la mano de varias vecinas árabes del barrio. Estas mujeres han iniciado un proyecto propio para poner en valor su cultura de origen, desde la alfabetización en lengua árabe a sus hijas e hijos, a la par que dan a conocer sus tradiciones de manera que enriquezcan al barrio. Desde Médicos del Mundo les acompañamos en su proyecto.

Gracias a ellas, hoy conoceremos una receta para calentar el estómago y el alma en este imprevisible otoño pamplonés. Manos a las cazuelas: ¡hoy es día de Couscous!

El cuscús (كسكوس) es un plato de viernes y vecindario. Cada viernes por la mañana las madres marroquíes se ponen su mandarra o تزرا (tzra) para preparar este delicioso plato para toda la familia y quien venga. Siempre unos cacitos extra para invitar a las vecinas y vecinos. Como la paella o el calderete, es un plato que se debe compartir.

Cada casa tiene su receta familiar y se adapta a los productos de temporada, aunque las expertas desaconsejan añadirle verduras de olor fuerte como coliflor o brócoli. La carne, mejor magra, puede ser de ternera, cordero o pollo; o bien saltárnosla para un plato vegetariano delicioso.

Los ingredientes para este cuscús otoñal serán:

– Cuscús fino

– Calabacines

– Calabaza

– Nabos

– Col o repollo

– Zanahorias

– Habas

– Cebollas

– Tomates

– Garbanzos

– Carne de ternera

– Condimentos: aceite de oliva, sal, pimienta negra, jengibre y cúrcuma en polvo, perejil fresco (matojo)

– (Opcional) Pimiento rojo picante

La receta será más auténtica si puedes elaborarla con los siguientes productos tradicionales:

– Olla برم ولكسكس (barma skask): conocida también como ‘cuscusera’ es una olla de cocción al vapor dividida en dos, que guisa en la parte baja y cuece al vapor en la parte alta.

– Plato قصرية (kasaria): amplio plato de cerámica para la preparación y presentación del cuscús.

– Smen (سمن): mantequilla clarificada de leche de vaca con un olor y sabor que recuerdan al queso fuerte. En el mercado puede encontrarse como Ghee, producto similar originario de India.

Podrás encontrar estos ingredientes y productos en carnicerías especializadas en alimentación Hallal, aquí mismo en el barrio puedes acercarte a Carnicería Hassan (calle Río Urederra, 13), Alimentación Al Andalus (calle Sangüesa, 38) y Carnicería Aba El Harit (calle Monte Alaitz, 2).

Pasamos a la elaboración:

Primero, en una olla exprés con aceite de oliva echa la carne y cebolla troceados, y remueve. Añade después abundante agua, los condimentos, el tomate picado y los garbanzos. Cierra la olla y deja guisar hasta que la carne quede tierna. El jugo que saque lo añadiremos al guiso de verduras al final.

En la parte baja de la cuscusera añade las verduras restantes lavadas, peladas (menos calabaza y calabacín) y cortadas en grandes trozos. Cubre con agua y añade condimentos. El perejil se aconseja entero en manojo para retirar antes de servir. Si te gusta el picante, no olvides uno o dos pimientos rojos picantes enteros.

Por último, pero imprescindible, el cuscús. La estrella de este plato requiere de mimo y paciencia. No te sorprendas si tu vecina lo prepara diferente, en la variedad está el gusto.

En esta ocasión os recomendamos utilizar el cuscús más fino, por su textura suave. Aproximadamente un kilo para una familia de cinco y un par de amistades que pasaban por allí. Por pasos:

1º Lava con agua fresca separando los granos con las manos, y deja secar en un kasaria o una fuente.

2º Cuece al vapor por 15 minutos en la parte alta de la cuscusera (mientras se cuecen las verduras abajo).

3º Saca a la fuente y añade medio litro de agua con una cucharada de sal disuelta. Mezcla con las manos hasta dejar el grano suelto. Deja reposar 15 minutos.

4º Repite el paso dos.

5º Saca de nuevo a la fuente. Añade Smen o en su ausencia aceite de oliva. Mezcla con las manos hasta dejar el grano suelto. Deja reposar.

Ya solo queda emplatar. Coloca la base de cuscús, añade la carne en el centro y decora con las verduras. La salsa es opcional, se suele disponer en un bol aparte para añadir al gusto.

Manos a las cucharas y ¡qué aproveche!

سلام عليكم

Salam alaikum, que la paz sea contigo.

¿Te ha gustado esta receta? Podrás aprender ésta y muchas más en el Banco del Tiempo de Arrosadía. Más información en bancomila@gmail.com

 

01_COC~1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies