La Unión Europea, que ha sido fundada sobre los paradigmas de la democracia y la justicia social, está viendo cómo  la crisis de los últimos años amenaza sus principios fundacionales, poniendo  en peligro los cimientos de la democracia y el mismo modelo de bienestar social europeo.

Las políticas de austeridad y el progresivo desmantelamiento de los sistemas públicos de protección social están contribuyendo a un aumento gradual de la pobreza y la desigualdad en los países de la Unión. Así por ejemplo en España, la pobreza ha pasado de 10,6 en 2008 a 12,7 millones de personas en 2012 (el 27% de la población) mientras en la Unión Europea hemos pasado del 17% de la población en situación de pobreza y exclusión en 2008,  al 24,8% en 2012. Millones de personas están sufriendo el deterioro de sus derechos económicos, sociales y culturales, haciendo tambalear de esta manera el compromiso europeo con la  justicia social y la solidaridad, no sólo a lo interno, sino también en su presencia internacional.

Para leer todo el posicionamiento, pinche aquí

Tagged with:
 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies