Sistema de Dublín: una medida opuesta a lo que las personas refugiadas y Grecia necesitan

La Comisión Europea confirmó el pasado 8 de diciembre su recomendación para que la UE restablezca el próximo 17 de marzo de 2017 el denominado sistema de Dublín en relación con Grecia. Entre otras cuestiones, esta medida significa que todos los estados miembros de la Unión tendrán la posibilidad de enviar de vuelta a Grecia a partir de esa fecha a solicitantes de asilo que llegaron a Europa a través de este país.

Médicos del Mundo es la ONG con la mayor cobertura para la atención de personas refugiadas y migrantes en Grecia. Cuenta con una delegación que ofrece atención sanitaria también a la población nacional más vulnerable, por lo que es testigo a diario de los efectos de estas dos crisis, la que afecta a las personas refugiadas, y la crisis económica griega.

Los centros de recepción en las islas griegas están ya al doble del límite de su capacidad y tanto para quienes se encuentran en ellos como para el resto de las 60.000 personas refugiadas que se ven forzadas a ocupar los campos habilitados en la península griega, las condiciones de vida son tan malas que se ven expuestas a un importante riesgo a causa de la propagación de epidemias y la multiplicación de problemas de salud mental.

Igualmente, las deficientes condiciones fuerzan la inactividad y la incapacidad para rehacer sus vidas. Esto, sumado al hecho de que estas personas llevan nueve meses sin información sobre cuándo podrán abandonar estas instalaciones, está empeorando los problemas mentales existentes.

La red de Médicos del Mundo reclama a la Unión Europea que no envíe más personas refugiadas a Grecia, un país que está tratando por todos sus medios de gestionar los casos de quienes ya están allí.

El restablecimiento del tratado de Dublín para Grecia supondrá un acto inhumano, un desastre para las personas refugiadas que sean obligadas a volver allí, para quienes ya están en sus campos y para un país que aún no se ha recuperado de la peor crisis económica que ha afrontado un Estado europeo desde 1945”, afirma José Félix Hoyo, presidente de Médicos del Mundo España.

Estas personas -añade- no deberían estar en campos de refugiados ni en Europa, ni en Grecia, ni en ninguna parte, sino viviendo en sus casas, sin sufrir el terror de ninguna guerra. Deberían estar en una Siria en paz, que es donde querría estar la mayoría. Ahora, por desgracia, hay decenas de miles en Europa y pedimos que reciban asilo en condiciones de dignidad y de respeto a los derechos humanos”.

Enviar a más personas refugiadas de regreso a Grecia desde el resto de países de la UE es justo lo contrario a lo que estas personas, Grecia y Europa necesitan en este momento. Por ello, Médicos del Mundo insta a todos los Estados miembros y a las instituciones de la UE a que: establezcan vías seguras de migración hacia Europa, a que creen un verdadero corredor humanitario (que incluya la expedición de visados humanitarios), a que garanticen condiciones de acogida adecuadas y a que permitan a las personas solicitantes de asilo que presenten su solicitud en el país de la UE de su elección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *